martes, 28 de agosto de 2012

Series, 2012

Soy fanática de las series norteamericanas (USA y Canadá), cosa que no me sucede con las telenovelas o programas mexicanos, tal vez porque la fantasía de la Rosa de Guadalupe me parece más ficcional y absurda que la fantasía de los asesinatos en CSI. Pero lo que me apasiona de una buena serie son sus historias, actuaciones y guiones. Así que lo lamento por Televisa y TV Azteca, hasta que no me ofrezcan esos tres aspectos, seguiré consumiendo CBS, NBC, Fox y ABC. Debo aclarar que el duopolio televisivo en México ofrece también las series norteamericanas, aunque no son en el idioma nativo y tienen un retraso que mataría de impaciencia a cualquiera.
 
Y es que en pocos meses empiezan los estrenos de nuevas series y temporadas, una época para que el público norteamericano tenga más razones (como si no hubiera ya) para sentarse a ver la televisión. En unas semanas más estaremos disfrutando de los estrenos en México, con cierto retraso. Estoy esperando a que lleguen las siguientes temporadas de series que he venido viendo desde el principio y se han vuelto ya favoritas.
 
Primero está mi consentida del año pasado, Revenge de ABC, transmitida por Sony en México. Es una de las series que más me ha cautivado pues sale de lo convencional para mostrarnos una historia tan antigua, la venganza. Quiero volver a ver el plan de venganza y las situaciones que puede causar. Hay diversidad de actores y la trama es envolvente. No pueden faltar los lujos y los excesos, transportados a la era moderna desde el clásico de Alejandro Dumas (sí, esta historia está basada en el Conde de Montecristo). Es la segunda serie que más espero este otoño.
 
Gracias al exceso de anuncios, empecé a ver Missing de CBS, transmitida en mi país por AXN. Me atrapó la historia, aunque es cierto que no da para una segunda temporada, sería estirar una historia que se cuenta en pocos capítulos. La trama: un chico (hijo de una ex-agente de la CIA) es secuestrado en Roma, su mamá viaja a buscarlo y, posteriormente, a rescatarlo en un viaje de paisajes y ciudades europeas como Roma, Berlín, París y Viena. Lo que más me atrapó de la series es la actuación y la personalidad de Ashley Judd, además la historia deja con ganas de ver el siguiente capítulo. No habrá segunda temporada, supongo muy cara por las locaciones.
 
Franquicia CSI: Por una parte CSI:Miami de CBS (AXN tiene la transmisión en México). Ha sido una de las más grandes series y con una recaudación en audiencia tan grande que le llevaron a pagarle a sus actores cantidades estratosféricas. Tal vez sea ésta la razón por la que la cancelaron (muy cara, baja de audiencia) y declararon el final de esta temporada como el final de la serie, un final lamentablemente digno de olvidarse. Los personajes no son ya tan entrañables y después de tantas temporadas empiezan a cansar. Es una de las series que más me harta en cuanto a contenido ya que la mayor parte de los capítulos (que he visto) tratan de narcotraficantes, distribuidores de droga, drogadictos… se ve la tendencia. CSI: NY y CSI:Las Vegas renovaron (igual, CBS – AXN) para una nueva temporada, que puede ser la última, se ven ya muy forzadas las historias. NY tuvo un desempeño aceptable (en números según internet) pero no sé si tengo ganas de ver la temporada completa, además el final fue vagamente memorable. En cuanto a Las Vegas, ya hubieron muchos cambios de personajes, yéndose Catherine y probablemente Nick, dejando sin rumbo a esta serie; el final de temporada fue impactante pero aún le falta el dramatismo que tenía 4 ó 5 temporadas atrás.
 
Unforgettable (vi casi toda) y The Firm (uno o dos capítulos) de CBS ambas. La primera tiene un buen concepto y una buena actriz, pero la historia está sobreexplotada. Se pudo haber aprovechado más el concepto, pero como lo que pega hoy en día son los dramas policíacos donde hay algo de romance, pues a hacer uno que es mezcla de Castle y The Mentalist (de los cuáles no hablaré porque no vi esta última temporada de ninguna de las dos, pero fueron renovadas). Se rumora que acaba de ser renovada. En cuanto a The Firm, no me gustó desde sus inicios el concepto, está bien el suspenso, pero le van subiendo de tono cada vez más y se vuelve insoportable la angustia de los personajes. En cuanto a las actuaciones, no vi actores que levantaran el programa (con algún trabajo memorable) y decidí cambiar de canal o dedicar ese tiempo a escribir. No fue renovada.
 
Criminal Minds (CBS – AXN) empecé a verla este año; aunque ya lleva varias temporadas, hasta ahora le presté atención a la historia y a cada personaje. Me gusta el concepto de analistas de conducta criminal, que usan conocimientos psicológicos y conductuales para atrapar criminales muy difíciles de encontrar sin usar tanto tácticas de combate, aunque se meten en algunos problemas involucrando explosiones, persecuciones y armas de fuego, todo sea por satisfacer al público norteamericano ávido de violencia. Renovó para dos temporadas más.
 
Haven y Sanctuary de SyFy, filmadas en Canadá. Me gustan por ser justamente situaciones reconfortantemente irreales. La primera parece haberse renovado para una tercera temporada; basada en una historia de Stephen King y con recurrentes referencias a otros trabajos de este terrorífico escritor, nos plantea qué sucedería si el mundo “normal” albergara también personas no tan “normales” refugiadas en un pueblo donde tratan de vivir una vida normal. En cuanto a Sanctuary, fue cancelada después de 4 temporadas al ir sus ganancias en bajada. Plantea la misma idea de Haven, ¿qué sucedería si los seres mitológicos y fantásticos de los cuáles hemos leído, resultan ser reales? Tengo que concordar con su cancelación, pues se desvió de su concepto original. Aunque no puedo evitar sentir un cariño especial por sus personajes.
 
Otra de mis consentidas es Bones, de FOX. Va por su octava temporada, con la 6 con altibajos y la 7 pobre en contenido (sólo 13 capítulos), la historia dio un giro inesperado con el embarazo de Emily Deschanel y, por consiguiente, el de Temperance. Vamos a ver cómo logra la incursión del nuevo villano hacer que ésta no se vuelva una historia de bebés en lugar de una de crímenes. Renovó para lo que parece ser su última temporada.
 
Y, finalmente, la que se lleva el premio a mi favorita de esta temporada que acaba de terminar y que hoy acaba en México, Once Upon a Time de ABC. El personaje principal es la hija de Blanca Nieves, que va a vivir a un pueblo donde habitan todos los personajes de los cuentos de hadas, viviendo como personas normales, sin saber que están hechizados y no pueden recordar su pasado. Desde el principio esperé ver esta serie porque quería saber cómo podrían plantear un mundo en donde los cuentos de hadas fueran atractivos para el público adulto. Cada vez los personajes se van volviendo más complejos y las historias no son como nos las contaron. Renovó para una segunda temporada, lo cuál era obvio por la calidad que trae la historia y la complejidad de los personajes que una vez Disney nos presentó como simples.
 
En fin, éstas son las series de las que puedo opinar hasta ahora.
 
Tenshi

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada