jueves, 30 de agosto de 2012

Once Upon a Time… review


Frase en inglés que significa “Había una vez…” y el nombre de una de las propuestas nuevas de esta temporada (2011-2012) que finalizó en mayo (este martes que pasó, en México) de la cadena televisiva ABC.

Empecemos por lo básico, ABC es una cadena de Disney, sí, esa marca gigante que hace parques alrededor del mundo y crea películas para niños. En esto último podemos estar equivocados, pues tiene una serie de producciones que se alejan del concepto clásico de un producto infantil junto con sus muy reconocidas películas para niños. ABC es la responsable de series cómicas, dramáticas y fantásticas que están metidas en nuestra televisión desde hace tiempo.

Pero, el público adulto no es muy adepto de ver historias para niños, mucho menos en formato de una serie de transmisión semanal. Pues lograron que este público vea una serie de cuentos de hadas. Desde el concepto ya sabemos que veremos magia y hechizos, princesas esperando a que su príncipe azul venga al rescate, damiselas en peligro. Sí veremos magia, pero no veremos a ninguna mujer que salga de la desgracia gracias a un hombre, eso es un hecho. Es lo que más me ha apasionado de esta serie, Caperucita no es rescatada de ningún lobo feroz por un cazador fuerte y valiente. Blanca Nieves no es una niña indefensa que es salvada por el príncipe Encantador. Cenicienta no es una niña totalmente bondadosa, también tiene algo de codicia en ella y es finalmente ella quien tiene ideas más inteligentes que su príncipe azul.


La historia se basa en que la reina malvada no soporta ver la felicidad de Blanca Nieves, a la que odia con locura, y menos soporta verla casándose con su príncipe Encantador. Así que decide cobrar venganza obteniendo (y usando) un hechizo que hará que todos los personajes del mundo de los cuentos de hadas sean transportados al mundo real, donde terminan viviendo atrapados en un pueblo donde el tiempo no pasa y no hay finales felices. Blanca Nieves consulta a Rumpelstinski, quien está encerrado y es el creador de la maldición, para saber de una forma de salvar a todos. Él les hace saber que solamente su hija (de Blanca Nieves y el príncipe) puede salvarlos, para eso deben esconderla para que la maldición no la afecte.

Emma Swan, (Jennifer Morrison, Dr. House,) es la hija de Blanca Nieves, que toda su vida ha pasado de un hogar adoptivo a otro, sin poder echar raíces en ningún lugar. A los 18 años se embaraza y como sabe que su vida es un desastre, decide dar en adopción a su hijo. 10 años después éste la busca, pues él tiene un libro de cuentos donde dice que ella es quien debe salvar a Storybrooke de la maldición (el pueblo en que están todos atrapados). Así que ella termina devolviéndolo a su hogar y, sin querer, quedándose a vivir por una temporada en el pueblo. La madre adoptiva de su hijo (Henry) y alcaldeza del lugar, que es en realidad la reina malvada, es una de las pocas personas que saben lo que en realidad ocurre. Conforme se desarrolla la historia se da a conocer quién sabe acerca del hechizo y la forma en que lidian con ello.

En cada capítulo se desarrolla la historia de algún personaje de cuento de hadas, así que hay capítulos para Cenicienta, Hansel y Gretel, Pinocho, Caperucita Roja, entre muchos otros; como ha sido autorizada una segunda temporada estoy segura que habrán más personajes que no imaginábamos encontrar, como Mulán y el Capitán Garfio (ya confirmados). Mientras se desarrolla la historia de cada personaje en el mundo de los cuentos, en el mundo real esa persona no puede ser feliz por causa de la maldición. Un gran acierto en presentar historias para niños es que no lo hacen usando la misma trama gastada que conocemos (de menos no el estilo Disney) sino que nos llevan a conocer las razones y los orígenes de varios personajes muy conocidos. Respetan muchas tramas pero no se vuelve a contar el mismo cuento. Entonces, para cada historia, los actores interpretan a una persona del mundo normal y, al mismo tiempo, a su personaje correspondiente en los cuentos de hadas. Hay que reconocer que mostrar dos personalidades diferentes no es sencillo y requiere mucho trabajo por parte de cada actor.

Las princesas y todas las mujeres en general que conocemos en los cuentos tienen una historia totalmente diferente a la que siempre nos presentaron, siendo ellas las protagonistas y heroínas reales que no requieren de ningún hombre para salvar el día. Gracias a este detalle es que varias asociaciones feministas en Estados Unidos han felicitado la idea de esta serie y la apoyan. En lo personal me gusta que presenten chicas malas, que no son tan malas, que no se dejan de los demás y viven su vida sin que ésta dependa de un hombre. Emma no depende de nadie, la alcaldeza es madre adoptiva soltera, Caperucita y su abuelita tienen su cafetería sin que un hombre las cuide, Blanca Nieves vive sola y es maestra de escuela sin esperar que su hombre la mantenga. Ahora que lo pienso, ese lugar está lleno de mujeres bastante fuertes y que son las que mueven el pueblo entero.

En esta ocasión es mi serie favorita de la temporada, pero no me he olvidado de Revenge (también protagonizada por mujeres fuertes), que tiene segunda temporada asegurada y la espero con ansias. Les dejo mis dos series favoritas en una imagen.


Tenshi

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada