lunes, 11 de marzo de 2013

2 años

Hace dos años que el mundo se detuvo por un momento y volteó los ojos hacia Japón.

Era un día bastante normal, incluso aburrido. Por alguna razón me tocó escuchar las noticias y todo era Japón, sentía que no podía contener las lágrimas, no sabía qué hacer ni qué decir, con quién hablar o con quién compartir ese sentimiento. No había a quién decirle, en ese momento, que se me había parado el corazón y sentía que se me quebraba en mil pedacitos con sólo saber lo que había sucedido y la impotencia de no poder hacer algo por quienes estaban allá en ese momento.

Leía a blogueros en Japón, así me enteré de muchas cosas fuera del amarillismo de las noticias, porque es cierto que ningún noticiero decente podía traernos información más certera que las de aquéllos que lo estaban viviendo.

Un año 10 días después me tocó un temblor fuerte en la Ciudad de México, había sonidos de sirenas y la gente sólo esperaba a que todo pasara. Fue diferente, pero no me dio miedo. Quedó en una experiencia más y en un día de suerte para México, cero daños, eso sí uno que otro espantado y un puente caído, pero ningún humano herido ni peor.

Debo acostumbrarme a esos movimientos que me toman por sorpresa, he experimentado muy pocos en mi vida. Vivo en una zona no sísmica, en las raras ocasiones en que tiembla mi hermana entra en pánico, los demás lo tomamos con más calma. Pero debo acostumbrarme.

Hoy me queda el recuerdo, tengo la esperanza de estar en poco menos de dos años en Japón y tengo la esperanza de que para ese entonces el país se haya recuperado más de lo que lo ha hecho hasta ahora.

Muchos países han sufrido la furia de la naturaleza, lo importante es cómo se levantan de la catástrofe y no cómo la sufren. Japón se ha levantado magníficamente, pero recordemos que fue gracias a que ese día la gente se unió, las naciones del mundo voltearon los ojos a Japón y enviaron ayuda. Creo que para eso estamos todas las naciones, para apoyarnos unos a otros y no para hacernos pedazos o pelearnos por cosas sin sentido (islas, pruebas nucleares, energía...)

Tenshi

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada