lunes, 20 de mayo de 2013

Compras en línea, miedo casi superado

Hace unos días viví en pánico y angustia total gracias a que me atreví a hacer algo que me daba mucho miedo. Dirán que soy exagerada, pero nunca había hecho una compra internacional online. Necesitaba un libro, la editorial en Estados Unidos tenía problemas para vender el e-book a México (problemas con tarjetas de crédito de México en la página) y decidí pasar a Amazon.
En Amazon es muy fácil comprar, dar el número de tarjeta y monitorear el envío. Pero al día siguiente de la compra utilizaron mi tarjeta en una compra online que yo no había hecho ni autorizado. A los 6 minutos de realizada me hablan del banco y me dicen que hubo un mal uso de mi tarjeta. Conclusión, tarjeta cancelada.
Con una compra nunca antes hecha y la tarjeta de la compra cancelada, supuse que mi envío sería cancelado. Pasé una semana angustiante. Pero pude cambiar de forma de pago y registré otra tarjeta, mi libro fue enviado el día siguiente y llegó un día antes de la fecha prometida por Amazon.
Ahora que hago recuento de lo que suelo comprar, utilizo como medios a Mercado Libre y las páginas oficiales (en México si son extranjeras) de las empresas. Pero siempre he comprado en México, con envíos desde alguna parte del país. Las tarjetas de crédito pasan más rápido, conozco la forma de rastrear mis paquetes, incluso el humano de DHL ya sabe llegar a mi casa.
Es justamente esa mi mayor preocupación, la llegada al pueblo remoto donde vivo. DHL tardó en encontrar mi casa pero ahora llega muy rápido a mi puerta. Estafeta definitivamente no entra a mi pueblo, mala costumbre de la gente de asaltar y golpear a los humanos de las mensajerías que mi colonia está prohibida para que entre Estafeta. UPS tardó mucho en siquiera dar con mi colonia. El servicio postal mexicano es un desastre, mi pueblo está perdido en un lugar remoto y siento desconfianza de que algo importante llegue.

Aun así me atreví a realizar otra compra internacional, ésta viene desde China, es una página que se llama Buy in Coins. La idea es que son productos de China sin gastos de envío y muy baratos. Esta vez compré algunas cosas para las uñas: muestrarios, guías para el francés y piedritas. No fue un gasto fuerte, mi plan es probar qué tan efectiva es esta página y qué tan seguro es que me llegue. Los tiempos de envío son un poco exagerados, puede tardar más de un mes, pero no me molesta. Ah, y en la compra de 15 dólares o más me envían un regalo.

Tenshi

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada