domingo, 30 de junio de 2013

Reestructurando

Últimamente he perdido la inspiración. Tal vez lo que he perdido es el enfoque. Y es que un blog que habla de todo es un blog que habla de nada. La principal razón para abrir un blog era narrar acerca de mi viaje a Japón, pero eso todavía está lejos (poco más de 400 días). Otro objetivo que se sumó fue empezar a platicar de mi país, pero para una prisionera como yo creo que no es fácil andar viajando/conociendo mi país. Luego se sumó el enfoque más intenso de todos, mi opinión acerca de temas que me apasionan (en el buen y en el mal sentido) como violencia, maltrato infantil y algunos odios que traigo reprimidos. Ah, y si recuerdan cerré otros dos blogs especializados en marketing y temas laborales.

Como mercadóloga (permítanme usar el término, acabo la maestría en julio y me gradúo en diciembre) sé que uno de los puntos más importantes para una marca es el enfoque y yo carezco de él. Tengo la ventaja de que no estoy en internet para acaparar likes, comentarios o RTs. Pero de cualquier forma debería tener más orden (y no tener 50 borradores esperando a ser terminados/publicados) en lo que le comparto al mundo.

Por eso es que debo recuperar (sino es que encontrar) el enfoque, quiero que el blog sea como entrar en una habitación dentro de una casa, si es el comedor que sea para comer, no para estar viendo televisión, si es el cuarto que sea para dormir y no para trabajar o comer. Así que me tomaré un tiempo de este blog para organizar mis ideas, borrar o publicar mis borradores y no salpicar posts. El blog es un proyecto serio para mí (para alguien que no tiene sentido del humor como yo, todo lo es) y tengo algunos proyectos cocinando para darle estructura, tal vez abra otro más “profesional” y éste se quede personal, tal vez éste se vuelva profesional (lo dudo) y menos personal o simplemente tal vez sólo tome unas vacaciones.

Me sirve el dejar un rato este blog descansando porque quiero cerrar con broche de oro la maestría, quiero redefinir mi vida y buscar trabajo, quiero despejar mi mente y tal vez así escriba con menos odios (bueno, a excepción del macho).

Debo dejar claro que sólo dejaré descansar a Tenshi en México porque Nails by Tenshi puede continuar ya que está más que enfocado en una Tenshi rosa-pastelosa, sus más de 300 esmaltes y un mundo lleno de color. Así que si alguien sintiera la urgencia de saber de mí (dudo que lo haya), podrán leerme en mi blog de uñas.

Por cierto, este blog cumplió en este mes 2 años, creo que es un buen tiempo para reestructurar.

No es un adiós, es un buenas noches por un rato largo.

 

Tenshi

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada